Néstor Chayele

Ecología es una de las palabras más buscadas en Google, y también una de las tendencias que, al parecer, llegaron para quedarse. En ese tema, que rápidamente se ha ido convirtiendo en moda, se han creado varios mitos que muchos, por ignorancia, siguen al pie de la letra. Lo cierto es que el ahorro de energía, en efecto, trae consigo beneficios varios y permite reducir los gastos del hogar.

 Nestor Chayele / Ahorrar energía en casa

  • Bombillos fluorescentes encendidos consumen menos energía que volverlos a encender a cada momento: CIERTO. El consumo de arranque es más elevado que el continuo. Sin embargo, las lámparas de bajo consumo, como los halógenos o los leds sí deben apagarse.
  • Cuando los electrodomésticos están apagados consumen energía: CIERTO. La lucecita que tienen televisores, DVD y microondas le indican que están apagados pero a la espera de activarse. Por ello, desconectarlos evita el flujo de energía y permite ahorrar dinero extra.
  • Guardar alimentos calientes dentro del refrigerador no afecta el consumo: FALSO. Todos los refrigeradores intentan mantener su temperatura, por lo que si se introducen elementos calientes, estos consumen mayor energía. Espera unos minutos y deja que los alimentos estén a temperatura ambiente.
  • Usar mucho detergente en la lavadora consume más energía: CIERTO. Al hacerlo, se creará más espuma y el motor deberá esforzarse más para eliminarla.
  • Dejar la computadora encendida gasta menos energía que volverla a encender: CIERTO. Lo recomendable es dejarla encendida si se va a volver a utilizar en 30 minutos o menos; de lo contrario, apagar.
  • Bajar el nivel de brillo de la pantalla consume menos energía: CIERTO. Mientras más brillo haya, más electricidad se consumirá.

Los cambios empiezan por casa, recuérdalo.